“La diferencia entre el dibujo y la pintura se percibe de inmediato: la pintura te da todos los datos, y el dibujo no; una te aproxima al motivo, gracias fundamentalmente al color, pero el otro, en su límite, te lleva hacia un territorio más psicológico. En cierta medida, nos ocurre algo parecido con el cine: cuando vemos una película en blanco y negro, tenemos una sensación de irrealidad, de sueño”

Antonio López

Andrea Lazo Varas

Currículum

Estudios Primarios y Secundarios:
Colegio Santiago College

Estudios Superiores:
1986 – 1990 Diseño Gráfico
Instituto Profesional del Pacifico
2003 – 2007 Bellas Artes
Academia de Bellas Artes Martín Soria

Título Profesional:
Diseñadora Gráfica, Marzo 1991.

Antecedentes Académicos:
1991 – 1995 Profesor Auxiliar.
Cursos – Taller Diseño II (Editorial y diagramación),
Taller IV (marketing, diseño de productos y publicidad),
Percepción Visual I
Carrera: Diseño Gráfico Universidad del Pacífico

1996 – 2002 Profesor Titular
Cursos: Taller Diseño II (Editorial y diagramación),
Taller IV (marketing, diseño de productos y publicidad),
Proyectos de Título
Carrera: Diseño Gráfico Universidad del Pacífico

2003 Profesor Titular
Cursos: Taller Diseño II (Editorial y diagramación),
Carrera: Diseño Gráfico Universidad del Pacífico

2007 Profesor Taller Origamibr
Colegio Santiago Collegebr
3° y 4° Básicos

2009 – 2011 Profesor Dibujo alumnos particulares

Otros Antecedentes
Idiomas: Inglés Dominio en lectura y escritura

Antecedentes Profesionales

1989 -2011 Diseñadora Independiente

Trabajos Realizados en áreas:

Catálogos y broshoures
Imagen corporativa empresas, Imagen y aplicaciones
Libros, Diseño y Diagramación
Proyectos Corporativos
Páginas web
Proyectos Publicitarios, campaña de difusión eventos

Diseñadora freelance para empresas

Oficina Keiko Hombo

Directora de Departamento de Comunicación ICSED
(International Center for Self Economical Development)
Dependiente del Banco Mundial

Diseñadora Interna de GMS Productos Gráficos.
Diseñadora Laboratorios Mintlab
Diseñadora Metecno
Diseñadora para Revista Santiago Alive
Diseñadora empresa Hostnet

Plástica

Estudios

1998 – 1999 Estudios de Dibujo y pintura Básica
Taller Félix Lazo

1999 – 2000 Taller I y Taller II Figura Humana
Félix Lazo y Claudia Portugueis

2004 – 2007 Academia de Bellas Artes Martín Soria
Dibujo y pintura

2009     Grabado en metal TAV Taller de Artes Visuales
Universidad de Chile

Exposiciones: Colectivas
  • 2000 Universidad del Pacífico
  • 2002 Paseo San Damián
  • 2004 Teatro San Ginís, Bellavista, Santiago
  • 2004 Estadio Palestino, Santiago, Chile
  • 2004 Fuerzas Armadas, Quinta Normal, Santiago
  • 2005 Sociedad Nacional de Bellas Artes

4° Salón Nacional de Pastel, 2° Premio

  • 2005 Selección de 25 pintores del mundo (6 chilenos)

Latina, Italia

  • 2005 Gemellario Italia-Chile
  • Exposiciones itinerantes de 8 chilenos y 10 italianos por la Provincia de Roma, Italia.
  • 2008 Siete Mujeres, Huechuraba, Santiago
  • 2008 Expo Arte al limite, 1° Feria Internacional en Chile, Galeria Matthei
  • 2010 “70 en los 70”, Proyecto Bicentenario Instituto Cultural de Providencia
Exposición y Libro

Individuales

  • 2003 Teatro San Ginés, Bellavista, Santiago
  • 2003 Galería Carmen Codoceo, La Serena.
  • 2005 Instituto Cultural de Providencia, Santiago
  • 2006 Clínica Héctor Valdés, Santiago
  • 2010 El Huerto, Restaurante

Libro 70 artistas en 70 años, 2010 Colección Bicentenario Instituto Cultural de Providencia.

No elegí ser artista
“Hace algunos años cuando escuché que me definían así, me resistí. Mi trabajo sólo era un medio de expresar mi sensibilidad, de mostrar el permanente bombardeo de imágenes, mensajes, ideas, emociones que saturaban el pensamiento y demandaban con urgencia manifestarse. Cuando acepté la responsabilidad de mi ser sensible, cuando entendí que no tenía opción, entonces el arte se transformó en mi quehacer diario y yo en artista”.

Mi trabajo
“En mi trabajo visual mi formación como diseñadora gráfica es notoria en como enfrento la concepción del espacio, la búsqueda de una armonía minimalista, la limpieza de los espacios, la simetría y la composición equilibrada. Muchas veces prima la gráfica por sobre la plástica. Mi técnica, minuciosa y controlada, deja poco espacio para los trazos espontáneos y sueltos. Mi inquietud es permanente por perseguir la perfección del mensaje, de la idea, de la imagen, de la técnica, el formato, de cualquiera de los componentes de la pieza que potencie las emociones del receptor del trabajo, y que denote una estética personal y un sello propio”.

Obsesión:
“Los artistas generalmente nos obsesionamos con algún tema. En particular para mi ha sido la visión micro del mundo, las texturas, volúmenes, colores. Veo belleza en detalles que pasan inadvertidos, congelando tiempo y espacio. Mi interés está en detenerse, hacer la pausa necesaria para ver la luz o el color del instante. Es mi manera de revelarme a la urgencia a la superficialidad del apuro. Mis imágenes son de lo cotidiano, de lo que nos rodea, de aquello que no vemos porque estamos afanados en el hacer. Ya no nos miramos a nosotros mismos, no nos vemos, nuestros cuerpos pasaron a ser objetos y nuestras manos sólo instrumentos de trabajo”.

Cuerpo
“Al enfocarme en la idea de expresar como veía al hombre, al ser humano, llegué al desnudo, a la piel. Busqué en la volumetría y el color probando diversas técnicas y formatos, pero de alguna manera la síntesis del mensaje aún no me satisfacía. Mi propuesta siguiente: un detalle del cuerpo, un símbolo, un ícono que representara al hombre; la mano. Herramienta de trabajo, nexo de afectos importante e instrumento de comunicación. Cada mano tiene características propias; delatan el sexo, el oficio y rasgos de la personalidad, tiene propiedades energéticas que permiten la sanación del cuerpo y alma. Quise llamar la atención del valor y potencia de este instrumento mágico que tenemos y que podemos aprender a apreciar”.

Reemplazo
“Para mi trabajo hago estudios y me formo una imagen previa, saturo mi inconsciente con información expresiva de lo que quiero decir y como lo puedo trabajar, pero mi subconsciente artista me reemplaza y …la noción del tiempo se detiene y fluyen imágenes y colores.

Presentación de José Miguel Varas, Clínica Valdés, 2006

Andrea Lazo me ha pedido que presente ésta, su primero exposición de desnudos. Es un encargo honroso, que asumo después de cierta vacilación, porque no soy un crítico ni un experto en artes plásticas, sino sólo un aficionado, un mirón ávido e incorregible de la pintura, el dibujo y el grabado en sus mas variadas expresiones, en Chile y en otros países, en museos, reproducciones o talleres, a lo largo de los años.

Debo confesar además que admiro el talento de Andrea y el rigor con que ejercita, afrontando desafíos cada vez más altos. Me han parecido admirables los dibujos de manos que la ocuparon de manera casi obsesiva durante largo tiempo. Diría que ahora ella ha pasado a una nueva etapa, superior, la del color – sin abandonar su pasión esencial por el dibujo – y la del cuerpo desnudo, femenino y masculino, aunque sin dejar de lado su permanente ejercicio perfeccionista por el dibujo y el detalle. Así lo muestra la exposición que hoy se abre al público, instalado en este escenario clínico gracias al Dr. Héctor Valdés, en quien vimos confluir la vocacón médica y científica con el culto de la estética.

La representación del cuerpo humano desnudo es una de las primeras expresiones de las artes plásticas. Nuestros antepasados remotos vivían en las cavernas y sólo cubrían sus cuerpos con pieles – es lo que se supone – para defenderse del frío. En climas cálidos como los de Africa, vivian desnudos. Así lo demuestran antiquísimos y muy bellos dibujos rupestres que datan de hace muchos miles de años. En períodos históricos mucho mas cercanos, aun en el siglo XIX, la desnudez era habitual entre los habitantes de la Polinesia, entre los aborígenes selknam de Tierra del Fuego y otros pueblos.

La cultura griega, madre de las expresiones artísticas contemporáneas, desarrolló el culto por el cuerpo desnudo. El estudioso Keneth Clark sostiene que el desnudo en el arte es una invención de los griegos que culmina en el siglo V.
Durante la Edad Media la iglesia católica, cuyo predominio espiritual era absoluto en las sociedades europeas, consideró el desnudo como algo tabú, inductor de bajas pasiones, objeto de vergüenza y fuente primera de pecado y apartamiento del evangelio. La religión islámica va más lejos: prohíbe la representación de seres vivos, personas y animales, desnudos o vestidos.
Las cosas cambiaron gradualmente durante el período que llamamos Renacimiento, a partir del siglo XV, en el que se rescató el culto al cuerpo y la representación del cuerpo desnudo, recuperando las tradiciones de la antigüedad clásica. Se copiaban desnudos. Pero siempre había que buscar una excusa para representar un cuerpo desnudo: o era una diosa antigua como Venus o Afrodita (diosas de la belleza carnal), o era Diana (otra diosa) saliendo del baño o era una dama a quien se le caía la ropa inadvertidamente, etc. Siempre una rama, el pliegue de una túnica o una hoja ocultaban “casualmente” el sexo. Tal vez el primero que se atrevió a pintar un desnudo sin excusas fue Goya con su famosa “Maja Desnuda”, en el siglo XVIII y ese atrevimiento le costó un proceso de la Inquisición.
A lo largo de los siglos, la Humanidad ha oscilado entre el deseo de la desnudez y la tendencia a ocultarla.

El poeta escribió:
Las gentes cruzan el mundo en la actualidad
Sin apenas recordar que poseen un cuerpo y en él la vida,
Y hay miedo, hay miedo en el mundo de las palabras que designan el cuerpo,
Y se habla favorablemente de la ropa,
De pantalones es posible hablar, de trajes,
De ropa interior de mujer (de medias y ligas de “señora”),
Como si por las calles fueran prendas y los trajes vacíos por completo
Y un oscuro y obsceno guardarropas ocupara el mundo.
Tienen existencia los trajes, color, forma, designio,
Y profundo lugar en nuestros mitos, demasiado lugar,
Demasiados muebles y demasiadas habitaciones hay en el mundo,
Y mi cuerpo vive entre y bajotantas cosas abatido,
Con un pensamiento fijo de esclavitud y de cadenas.

Es un poema de Pablo Neruda, “Meditaciones de mis piernas”, Residencia en la Tierra.

El curioso fotógrafo Tunik, obsesionado por la ansia de fotografiar desnudos masivos, produjo con su visita da hace pocos años, u fenómeno inesperado de desnudamiento colectivo y gozoso de miles de nuestros compatriotas, chilenos de diversas edades, que parecieron disfrutar extraordinariamente de aquella ocasión de despojarse de sus ropas y mostrarse tal como vinieron al mundo. Tal vez, como dice el poeta, sienten al cuerpo esclavizado por el vestido. Motivo de reflexión para sociólogos. Entre paréntesis: no me convence que el producto de esa actividad de Tunik sea muy artístico. En la masividad lo humano se borra. Los cuerpos desnudos arracimados parecen colonias de peces o de larvas y traen recuerdos atroces de la II guerra mundial.
Pero dejemos eso. Miremos y admiremos ahora estas imágenes de cuerpos humanos que nos presenta A.L.

12 octubre 2006

Bi-sual (Instituto Cultural de Providencia )

Una apuesta entre el diseño y la pintura Bi-sual es el título de la exposición que la artista Andrea Lazo exhibirá en los salones del segundo piso del Instituto Cultural de Providencia entre el 5 y el 29 de julio.(AméricaEconomía.com)

Un gesto, una expresión y un movimiento como punto de partida bastaron a la artista chilena, Andrea Lazo, para dar vida a una apuesta llena de magia.“Bi-sual” es el resultado y plantea dos enfoques: el primero, con énfasis en los detalles, a través de la expresión de manos, posturas y movimientos en los que escasea el color en virtud de las formas y volúmenes.
El segundo, con un acento en la figura humana como expresión, a través del uso del color para destacar y reforzar los aspectos de mayor interés.

Un juego cromático entre el diseño y la pintura en el que la diseñadora, a partir de un momento cotidiano, centró su inspiración en ciertos puntos específicos con el fin de ayudar al espectador a evocar un recuerdo en su memoria. “Siempre quise lograr una comunicación visual universal y transparente”, explica la diseñadora Andrea Lazo.
“Por esto me interesa incorporar a mi propuesta plástica la idea de la comunicación visual desarrollada como actividad esencial en el diseño gráfico”, agrega la diseñadora y artista plástica, quien a sus 14 años de docencia, suma exposiciones en las galerías del Teatro San Ginés en Bellavista, Carmen Codoceo en La Serena y el IV Salón del Pastel de la Sociedad Nacional de Bellas Artes.

La muestra Bi-sual se exhibirá en los salones del segundo piso del Instituto Cultural de Providencia, ubicado en avenida 11 de Septiembre 1995 (metro Pedro de Valdivia).
El horario es de lunes a viernes de 10:00 a 20:00 horas y la entrada es gratuita.

Bi-sual (Instituto Cultural de Providencia ) Artículo del Banco Edwards

Texto de presentación, Martin Soria

Quizá deba iniciar el texto hablando del proyecto expositivo de esta muestra, pero no creo que sea justo hablar primero de lo transitorio, sin mencionar antes el contenido trascendente de la misma.

La necesidad causal de todo esto, florece en la talentosa conciencia de una artista moldeada por la presencia de una multifacética familia dedicada al arte. Andrea Lazo ocupa el eslabón de enlace entre la variedad de postulados y diversidad de tendencias expresivas familiares. La necesidad de trasmitir un pensamiento hondo, o ideas brillantes por medio de trabajos excelentes, es sin duda la demostración de un ser que participa de un interior catalizador profundo.

Su propuesta recoge en su rigor, la esencialidad de un contenido valórico íntegro en todos y cada uno de sus aspectos, temático, compositivo, gráfico, tonal, cromático, técnico, original y comunicativo. De cuyos valores se desprende la armónica sensación producto del equilibrio de sus diferencias.

Los trabajos realizados en la técnica del pastel manifiestan en su tratamiento, la evidente virtud de quien demuestra habilidades altamente depuradas. Podemos apreciar también la disposición sensible derivada de unas preferencias cromáticas que dan sentido a una delicada proposición de imágenes que participan de un entorno onírico donde el fondo y las personas aparecen fundidos en el mismo sueño.

Lo mismo se desprende de los trabajos al carboncillo. Pero más allá de la virtud del tratamiento, podemos apreciar el desafío del planteamiento, complejo en su concepción de imagen y matización; en la significación de la imagen, el símbolo del gesto, la expresión de un contenido oculto, que se evidencia en el extremo de la recognición sensible. Todo aquello que satisface a la razón de ser objeto de valor artístico, nos motiva al aprecio de estas obras tan delicadamente trabajadas.

La máxima pureza en el intercambio comunicativo con el cuerpo se establece en el lenguaje del afecto incondicional, y esa muestra se desprende del contacto con las manos. El calor de la caricia, la amistad del apretón, la indicación del lugar con el gesto de los dedos, o el servicio de la mano que te brinda su ayuda, son instrumentos para proyectar un contenido significativo lectivo. La mano es el espejo de las conductas, y esto lo sabe bien Andrea, por eso que eligió las manos como símbolos de su propuesta en blanco y negro.

Andrea Lazo participa del postulado de una nueva vanguardia motivadora hacia el encuentro con aquellos atributos que benefician siempre al todo. La comprensión de los aspectos de valor contenidos en el arte y que se desprenden de los principios de la creación, impulsan a esta nueva formulación de autores que pretenden un criterio convergente y globalitario, donde la excelencia, la razón y el enlace son sus mejores aliados. Andrea Lazo es sin duda una persona convencida de sus capacidades y la evidencia de su rápido desarrollo, nos permite proyectarla hacia un futuro inmediato prominente.

 Martín Soria
Lic. en Bellas Artes
Universidad Complutense de Madrid

Texto Exposición Galeria Carmen Codoceo, La Serena, 2003

Nuestras puertas se abren una véz más para difundir el trabajo de Santiago Aránguiz y Andrea Lazo. Puertas abiertas hacia un campo en el que encontramos medios para desarrollar la imaginación y dignificar todo lo que nos rodea, para disfrutar de esa sus tancia espiritual que nos proporciona el arte.

Su obra nos evoca el mundo clásico a través de un trabajo que se traduce en un cuadro armónico en sus desnudos de líneas y volúmenes, en ritmo mesurados y conteidos que animan dulcemente las imágenes de sus modelos en un buen logrado equilibro de proporciones.
Además de su dibujo la traducción más pura y directa de su emoción, ya que ellos son completos, son generadores de luz, que para muchos será visible en pleno día. Estos dibujos son precedidos por estudios realizados con un medio menos riguroso que la línea (el fumino), que obliga a tener en cueta, el carácter del modelo, su expresión humana, la calidad de luz que la rodea su atmósfera y todo lo que no se puede expresar, sino a través del dibujo.
Ambos artistas como Andrea Lazo con su lenguaje figurativo, no se ha encerrado en una narración superficial, porque le ha conferido a su obra un lenguaje moderno y poético.

Carmen Codoceo
Directora Galería.

Contacto

Tel: +569 93593982
email: andrea.lazo@gmail.com

 

 

Sitio Diseñado por Minimal Diseño

3 + 11 =